BLOG

Enciendo mi corazón: fundación para la paz y la tranquilidad de los niños

Jared Couch abril 2, 2018 2784 No hay comentarios

image

Por Jared Couch

Los niños son el futuro del mundo. Ellos requieren ambientes sanos para que tengan mejores posibilidades de desarrollar sus capacidades. En Medellín en 3 somos amigos de las buenas causas y por eso me acerqué a Enciendo mi corazón, una fundación que a través del yoga y la meditación apoya a niños vulnerables en barrios populares para generar en ellos una nueva conciencia.

Alberto Molina es un español que llegó hace tres años a Medellín. En su país era un hombre de negocios que renunció luego de 15 años de trabajo y decidió dedicarse al yoga. Durante su viaje por el mundo, conoció la capital antioqueña, donde lo invitaron a dar clase en un barrio popular y se sorprendió por las diferencias socioeconómicas. Alberto buscó la manera de que los niños que viven en entornos de violencia, drogadicción y consumo de alcohol mejoraran su calidad de vida mediante el yoga y la alimentación.

Desde entonces, se enamoró de la ciudad y hoy desde la Fundación realiza un trabajo sobre tres pilares fundamentales: el amor, el respeto y la no violencia. Valores que se transmiten a todos los niños durante las clases para que ellos cambien poco a poco la manera como se relacionan consigo mismo y con su entorno próximo.

“Después de tres meses de haber empezado el proceso con los niños, ellos empiezan a manifestar los cambios. Se les nota más amorosos, respetan más a los otros compañeros, se sienten más calmados y tranquilos”, me contó Alberto sobre su experiencia con la fundación.

Esto se nota en los rostros y voces de los chicos que enseñan una sonrisa cálida. Para ellos el respeto y la honestidad son dos valores fundamentales para la vida que han aprendido a potenciar en la Fundación. La paz interior que han encontrado ha sido un gran paso en la vida de muchos. Ellos tienen claro que quieren un mundo en paz, donde la violencia sea cosa del pasado.

Enciendo mi corazón trabaja con diez voluntarios y es una Fundación sin ánimo de lucro. Tienen alianzas con ocho organizaciones de igual número de barrios populares de Medellín, donde cada semana impactan positivamente la vida de 250 niños. Y constantemente invitan a personas, empresas y otras organizaciones que quieran contribuir con el proyecto para que realicen donaciones de todo tipo.

Gracias a fundaciones como esta, cada día más niños tienen las herramientas para crear una mejor sociedad. ¡Este es Medellín en 3!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *